Reconocimiento. Respeto y Anonimato

El programa reconoce a quienes, con un acto altruista, permiten formar profesionales de ciencia y conciencia, garantizando en todo momento un trato digno y respetuoso, manteniendo el anonimato del donante.

Durante los estudios que se realizen, los docentes y profesionales brindan a los restos el máximo respeto y dignidad.

Los alumnos son informados que el cuerpo que van a analizar es el de una persona que donó su cuerpo para la docencia y la investigación.

La institución se hace cargo de los gastos del funeral, respetando las creencias y los ritos religiosos del donante, y de la disposición final de los restos.